El impacto de los regalos promocionales en los futuros clientes

Desde tiempos remotos, los regalos han sido utilizados como un catalizador social para estrechar las relaciones humanas y expresar el afecto entre dos partes. Desde el punto de vista empresarial, esta forma de comunicación entre socios y consumidores ha supuesto un método revolucionario de captar el compromiso, precisamente a través de obsequios.

En ferias comerciales, eventos promocionales y exposiciones, no es difícil ver cientos de empresas exhibiendo sus productos, obsequiando muestras, o incluso, brindando sus servicios de manera gratuita ante los presentes. ¿Ingenuidad o publicidad solapada? Lo segundo está más que claro, el mundo de los artículos promocionales es uno de los aspectos que más potencian la buena imagen de una empresa de cara al mercado.

En este sentido, la estrategia de marketing incluye el hecho de regalar artículos promocionales con el logotipo de la empresa: camisetas, gorras, llaveros, billeteras, y todo lo que permita sembrar el recuerdo visual de un nombre, una imagen, de modo que este efecto a su vez beneficie el posicionamiento de una empresa con respecto a otras.

Las ventas: objetivo final

Si seguimos el entramado de los regalos promocionales, llegaríamos a un mismo destino: las ventas. Un producto obsequiado hoy, es un modo de estimular su compra mañana. Al mismo tiempo, esta estrategia cumple también con otras metas corporativas, por ejemplo, cuando un determinado artículo no obtiene todas las ventas esperadas y por ende queda amontonado en los almacenes, e incluso, a la hora de lanzar un nuevo producto. Una buena forma de asegurar el éxito de un determinado servicio o producto es precisamente ofreciéndolo al público, seduciéndolo en un primer momento con toda la magia de la palabra “gratis”. Sin duda, se trata de una técnica muy efectiva a la hora de estimular el deseo de compra de los clientes.

Publicidad 2.0

Si antes era factible entregar volantes y folletos promocionales, hoy en día asistimos a un nuevo tipo de público, saturado (cansado tal vez) de marcas y eslóganes repetitivos. En este sentido, las empresas saben que para convertir a un simple observador en un cliente potencial, los regalos y productos promocionales son un paso fundamental. Un bolígrafo con el nombre de la empresa o un bloc de notas que porte el logotipo de la marca, son detalles que marcan la diferencia en un mundo comercial cada vez más competitivo. Simpatizar con el cliente, sembrar el recuerdo y transformar todo ello en venta, de eso va la nueva publicidad.

Entre empresas

Los regalos promocionales no sólo funcionan en materia de relaciones cliente/empresa, sino también como marco para fomentar la cooperación interempresarial. Aunar esfuerzos, forjar nuevas alianzas y recompensar a los asociados, se manifiesta a través de tazas personalizadas, dispositivos informáticos, relojes, bolígrafos, tarjeteros, etc. Se trata de un hecho que se evidencia principalmente en las pequeñas y medianas empresas, aunque a nivel general, el intercambio de obsequios es un hábito de cortesía muy bien visto entre cualquier tipo de entidades empresariales.

Dentro de la empresa

Finalmente, asistimos a otro escenario donde los artículos promocionales cumplen a cabalidad sus objetivos. Como método para recompensar el esfuerzo de sus trabajadores, incentivar el compromiso de estos con la propia empresa e incluso generar ambientes competitivos muy propicios, no son pocas los negocios que cada día emplean estos recursos para elevar la productividad y las relaciones laborales.

Al mismo tiempo, estos regalos (calendarios, tazas, mouse pads, camisetas y bolígrafos) con el logo de la empresa, no sólo elevan la imagen de la empresa ante los clientes, sino que además le otorga un toque distintivo muy profesional sin duda.

Algunas claves para escoger un buen regalo

Hoy en día los catálogos de regalos promocionales incluyen una amplia gama de opciones para todo tipo de presupuestos y motivos. Se trata de una industria muy solicitada, y en la que podemos encontrar no sólo artículos de gran calidad, sino motivados con temáticas ecológicas, tecnológicas, etc.

Por todo lo anterior, lo más importante a la hora de adquirir los regalos es considerar no sólo el presupuesto, sino también la línea de servicios de la empresa. Los catálogos van desde regalos de belleza o higiene personal hasta obsequios ofimáticos, infantiles, de ocio, etc.

Al mismo tiempo, también es importante destacar el concepto de creatividad y originalidad en los artículos, algo que sin duda ayuda a sembrar el recuerdo de la empresa en los clientes, sobre todo si se trata además de obsequios prácticos y de uso diario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *