El poder de la albúmina

La albúmina es una proteína que se encuentra en la sangre de los animales y que es sumamente importante para el transporte de sustancias aprovechables por el cuerpo, incluyendo hormonas y medicamentos. La deficiencia de albúmina puede interrumpir funciones vitales porque no llegan los mensajes químicos que transmiten las hormonas.

Esta proteína es la encargada de mantener el equilibrio en la presión de los fluidos dentro y fuera de las células; sin ella, las células se romperían y nuestra vida sería imposible. En el caso de los humanos se trata de la más abundante de las proteínas presentes en nuestra sangre, llegando a ocupar el 54% del plasma.

¿Por qué consumir esta proteína?

La albúmina humana no se comercializa en forma comestible. Pero debido a su importancia para el organismo, es común que los laboratorios tomen plasma humano y extraigan la albúmina a fin de darle uso clínico: es un componente que no debe faltar en ninguna sala de urgencias. Algunos laboratorios aíslan albúmina humana con fines estéticos, lo cual genera no poca polémica en el mundo de la medicina y la farmacéutica, porque es un recurso escaso y, por ende, costoso.

Pero no toda la albúmina es humana, y no tenemos ningún conflicto en aprovechar la que se encuentra en otros tejidos animales. Es importante consumir alimentos ricos en albúmina para aprovechar sus propiedades y ayudar al organismo a sintetizar la propia. Esa proteína es particularmente abundante en la yema de los huevos, que por cierto, son muy apreciados por las personas que requieren mejorar sus condiciones físicas; desde personas en rehabilitación hasta deportistas.

alimentos-ricos-en-albumina

Otros alimentos que contienen gran cantidad de esta proteína son la carne de res, de pavo y de pollo, convenientemente desengrasada. Entre los pescados, el salmón es una gran fuente de albúmina, lo mismo que la trucha, y en general los mariscos también lo son.

Para los vegetarianos la opción preferida es el yogur, que al ser un derivado lácteo contiene proteínas en abundancia. Otra opción es el tofu de soya, dado que ésta es una de las llamadas supersemillas, y por supuesto, también se puede acudir a suplementos alimenticios en polvo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *