¿Qué calzado utilizar para hacer el camino de Santiago?

¿Quieres ir a los Caminos de Santiago? Pues toma en cuenta que tu medio de transporte principal, tus pies, deben tener todo cubierto y así lo puedes hacer:

Botas

No muy altas y de lengüeta acolchada, es una de las mejores opciones si quieres llevar a  cabo una gran caminata, por lo que cualquier marca montañera de tradición pueden servir en tu trayecto a la tumba de Santiago y tu encuentro católico. En este artículo de Decathlon nos explican todas las características de las botas Forclaz 100 y su utilidad para hacer el camino de Santiago a pie.

Evita las botas grandes y pesadas, con refuerzo de metal ya que más que llevar golpes o escalar, debes simplemente caminar y que la parte interna tenga acolchado y protección será fundamental para ti.

Zapatos deportivos

Son los ideales, por el hecho de estar confeccionados para este tipo de actividad y además, contar con un peso casi nulo y una suela muy resistente y cómoda para tus pies, evitando que las ampollas hagan su aparición y formen parte de un mal recuerdo en uno de los mejores lugares de Galicia.

Sandalias

Si bien no son del todo acolchadas, el hecho de tener espacios al aire libre las hacen una opción agradable para que tus pies siempre estén frescos, así como un movimiento con mayor libertad para estirar los dedos en todo momento. Los expertos en grandes caminatas recomiendan sandalias abiertas como estas:

http://www.hi-tec.com/sp/products/sandals-ss/

Para efectos de peregrinación, son la mejor opción, dando un significado mucho más profundo a la actividad al simular en condiciones similares la caminata del santo al que quieres visitar y además, los caminantes que años después formaron parte de esta actividad.

Recomendaciones

Además del tipo de zapato, debes tomar en cuenta ciertas cosas como llevar las uñas cortas, sobre todo si el zapato es cerrado, ya que el posible roce con la punta del calzado puede generar dolor y cansancio adicional. Esto lo comentan la empresa SantiagoWays a la hora de hacer el camino a pie.

La ventilación es primordial, ya que el sudor puede generar irritación y también ampollas que finalmente te harán volver antes de tiempo y aunque vuelvas, el camino será doloroso.

Por último, usar unas medias finas pero resistentes, para que la tela no genere presión en tus pies y tampoco sudor adicional al que el propio ejercicio te tendrá expuesto durante el trayecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *